LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

viernes, 31 de marzo de 2017

La magia de Kioto (III)

Nueva jornada por la vieja capital de Kioto, hoy recorriendo el majestuoso Horyu-ji y, ya en la zona centro-este, Sanjusangendo con sus impresionantes tallas de madera, Kodai-ji, uno de los templos que más aprecio, y la novedad de Shoren-in, un templo con un precioso jardín que recuerda mucho a Sanzen-in. Mañana templos del nordeste a lo largo del camino del filósofo y punto final. Llegamos en reserva, con mucha fatiga acumulada pero, al mismo tiempo, la satisfacción de haber visitado mucho Japón.

jueves, 30 de marzo de 2017

La magia de Kioto (II)

Más fotografías de un Kyoto que bulle en espera del Sakura, la eclosión de las flores del cerezo que arranca si la previsión no falla, y el aire semi-cálido parece anunciar que no será así, mañana mismo. Hoy paso por el monte Kurama, cuna del Reiki y sitio de devoción donde sobresale más la naturaleza que los discretos santuarios, el castillo de Nijo que rebosaba de turistas y, ya por la tarde y mientras mis hermanos disfrutaban en Tenryu-ji con su fabuloso jardín, en nuevos templos que me he acercado a husmear por la parte alta de Arashiyama. Allí he podido disfrutar el copón entre Adashino Nenbutsuji y su historia centenaria que se remonta a Kobo Daishi, y el moderno pero fagocitado por el musgo Otagi Nenbutsuji, repleto de jizos de poses risueñas que, por si fuera poca su belleza intrínseca, me ha reconciliado con las sensaciones de poder disfrutar de un templo para mí solo, algo que aquí y ahora se cotiza a millón. Japón, como digo, bulle de turistas asiáticos y occidentales que conforman la mejor excusa para visitar mañana el olvidado Horyu-ji, reitero hasta la saciedad que único santuario imprescindible para neófitos en Japón (junto con Byodo-in) por el mero hecho de ser la cuna del budismo japonés y, además, albergar las estructuras de madera más antiguas del mundo entre las que brillan su pagoda y su kondo o salón ceremonial. Eso será después de recuperar un poco de sueño porque Japón, como en veces anteriores, nos lleva en torbellino desde la salida a la puesta de sol.