LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Chiapas a dentelladas

Cascadas de Agua Azul, Misol-Ha y recinto arqueológico de Palenque, tan o más espectacular que como lo recordaba. Madrugón a las cuatro y media, y hoy otro a las cinco y media porque a las seis toca nuevo destino: Yaxchilan y Bonampak. Ojos que se mueven a cámara lenta de seis de la mañana a cinco de la tarde, sol y humedad que hacen fibrilar en taquicardia, un par de margaritas, comida mexicana a cascoporro e Iñaki que, accionando nuevamente el resorte viajero, pide más batalla. “Al final subyace que vamos a ser los dos hijos de la misma madre”, asumo fatigado. Sobre esta pelota que tanto nos empeñamos en descuartizar, y tras el miedo al tanteo inicial de otras gentes y culturas que siempre dura tres o cuatro viajes, tenía que haber madera en él. Pues deseos que son órdenes, monsieur: “aflójate un par de gin-tonics (honestamente y a posteriori, con carga de ginebra propia de horario infantil) y a la cama que a las cinco y media hay retreta”. El amago de carburante alcohólico, en el fondo, puede ser asumible cuando a Campeche le toca esperar. Viajazo de sudor y alegrías, como antes lo viví con mi madre una y mil veces. México, ya lo aprendí a sangre y batalla, bendice con mezcal y alegría cada gota de sudor, cada minuto robado a Morfeo. Ahora ya somos dos conversos siguiendo una estela que nunca dejó de alumbrar y que en la ecuatoriana Cuenca solo tuvo un pequeño impasse cuando la parva vino a recolectar su mies generando un santuario de devoción que alumbrara el camino, que prometiera nunca consumirse o desfallecer cuando se cabalga México, el mundo por extensión, a horcajadas. Vivimos para viajar, viajamos para vivir. De tal maestra, tales astillas. Ahora mismo, tal que así.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No sera quizas: de Madre buena madera: hijos troncos??...
Oye..que lindisimo port aventura..no?? Gozatu c anaiak BM.