LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

martes, 24 de mayo de 2016

Intro del vídeo resumen de India-Indonesia 2016

Abrazado por el viento sur, extraño viento sur donostiarra, me veo, una vez de regreso, retomando el curro, el amor, la familia o amistades... y avanzando un poquito el trabajo audiovisual que se va acumulando. Esta mañana he subido la introducción del vídeo que resumirá la última ruta de más de seis semanas por India e Indonesia. Luego vendrán Corea del Sur y China. Queda mucho tiempo por delante para montarlos, todo el verano de hecho, porque será nada más iniciado Otoño cuando retome la senda americana para volver a México. Seguro que, hasta que ese día llegue, también encontraré un tiempo de repasar textos para el próximo libro y, ahora muy necesario, ahorrar, ahorrar mucho porque nuestro Euro vale cada vez menos en países que bullen de progreso. De India, gracias al cielo, nada nuevo porque sigue siendo el todo y la nada, el mejor viaje imaginable; y de Indonesia, de esta Indonesia hiper-turística que he visitado, empiezan a pesarme más los malos hábitos generalizados de sus locales con relación a los recursos económicos de los turistas que el negativo poso que éstos siempre dejan/dejamos sobre todo lo que tocamos. Me recuerdo llorando un completo vacío de simiente arrocera en Bandipur, y después me arañaron las entrañas los rayos del sol que caldeaba a más de cuarenta y cinco grados en Ahmedabad o Hassan, localidades que sumaban desdichas de agricultores cuyo llanto siempre nos será vetado tras titulares de Podemos, porvenir, o Jodemos, status quo de consonante pepera repetida, aunque mañana nadie los diferenciará, como siempre fue el fruto del egoísmo y genuina codicia latina. No obstante, fue Indonesia la que me quemó sin sol, la que me dio el tiro en la sien que ya se cocía en la distancia del amor. A modo de resumen creo que fue un viaje complejo, un viaje donde siempre quedaba alguien, a éste o al otro lado del teléfono o la charla. Un viaje donde nunca me faltó el azote o el susurro de cálido ánimo, aunque en ocasiones se mezclaran y confundieran entre ellos. Como exclamaría, con mala hostia castiza, el navarro que se nos acaba de marchar: ¿quién cojones necesita la luna mientras quede una voz por escuchar en el cuero desgastado que es este planeta?
 

No hay comentarios: