LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

jueves, 4 de julio de 2013

Un humilde reconocimiento

Entonces veintiocho de Diciembre de 2006. Hoy cuatro de Julio de 2013. Suman seis años y medio en conjunto. Más de dos mil trescientos sesenta días. Y de ellos más de seiscientos cincuenta de viaje. Algo más de una cuarta parte, casi dos años en total, hacen de media más de tres meses cada año natural… Los mejores años de mi vida. Y todo, en gran parte, gracias a la Universidad del País Vasco (EHU-UPV), al lugar donde trabajo.

Todo sale a colación por la noticia de los tres chavales que van a dar la vuelta al mundo pedaleando gracias al apoyo de esta misma institución. Pretenden recorrer el globo en año y medio que lo será seguro de sobresaltos, de imprevistos, de emociones… de tantas cosas que ahora ni se imaginan puedan caber en su morral. Como la vana creencia de pretender cruzar de India a Myanmar vía terrestre... ¿Qué más da? 

No obstante este comentario no va para ellos, va como reconocimiento para una institución y unos compañeros que nunca jamás pusieron una pega, sino más bien toda la ilusión del mundo en que yo pudiera extender las alas, alcanzaran donde alcanzaran. Con una generosidad infinita.

Con muchísimos miles de kilómetros detrás, con decenas de vídeos (y los que están por llegar), con centenas de miles de palabras garabateadas (y todas las que van a seguir brotando) en felicidad, en ofuscación, en llanto, en agotamiento, bajo el sol, bajo la lluvia, gélido, abrasado, pendiente de mí, pendiente de quien me acompaña… Uno se congratula de ver tres pares de ojillos inocentes, vivarachos y temerosos, preñados de ilusión infinita en todo caso, almas puras a las que desear la mejor de las suertes. Y sobre todo uno se congratula de trabajar para una institución que presume de Euskadi, del amor al concepto de viaje social, de interacción pura y desnuda como solo se concibe entre estas gentes y que, además, en tiempos de zozobra económica tiene agallas para apoyar en la medida de lo posible el sueño inocente de tres críos que desean sudar cada metro recorrido. Ahora Asia les suena lejana, seguro, pero el sudeste asiático siempre ha de ser el mejor marco para que cuatro tipos con una Universidad en común brinden y tomen unos tragos por los miles de kilómetros dejados a la espalda, por todos los que asoman en el horizonte...

1 comentario:

Anónimo dijo...

acabas de llegar y seguro ya estas haciendo las maletas para volver a marcharte, es tu modo de vida adquirido en estos últimos años, pensando donde ir con quien quedar y con quien revivir experiencias, jejeje, que sepas que nosotros estamos por aquí aunque los años y las vidas nos hayan mantenido mas ocupados de lo que creíamos, quizá esa huida hacia esos lares sea debido a eso, o tal vez a buscar una felicidad diferente a la nuestra o tal vez vivir la vida de distinta manera, el hecho es que recuerdes que aun nos queda mucho rock and roll por vivir camarada botas y muchos pantalones que rasgar tocando esa guitarrita que tanto nos gusta, lo único que será en menos ocasiones pero seguro que con las mismas ganas...
por cierto habrá que quedar para tomar algo y reírnos de ti un rato, eh ladyboy...
pd:tenia una piel tio..
desde la herriko mas herriko de euskal herri... un abrazo.