LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

martes, 16 de julio de 2013

Estos, aquellos

Sorprendente lo que apesta a norteamericano el golpe de estado que ha derribado al gobierno democrático electo en las urnas de la tierra de los faraones. Sin necesidad de ser una lumbrera para comprenderlo, ni falta que hace. Que el poder militar (el auténtico poder “de facto”) en el país del Nilo está narcotizado y en trance, lengua viperina esperando una orden, como una cobra sigue al tumarit al son de los designios de Washington, es algo que antes de pasar por allí en algunas ocasiones, crío imberbe, ya conocía. Y más a fondo al regresar y regresar. Que un país al que van destinados desde la reserva federal estadounidense millones de dólares en poderío militar se rija por un partido de apéndice “musulmanes” es algo difícil de vender para el que los aporta, imposible en el tradicional y ajustado paroxismo yanqui de bien o mal, según se mire, demócrata o republicano, de frenopático ambos le des el ángulo que le des. Que alguien haya tirado de los hilos a los de los galones emborronados, allá no lejos de los vestigios de Keops o Tutmosis, y nos haya hecho pasar el bochorno (sobre todo bochorno por la complicidad internacional, una vez más… ¿hablamos del avión de Evo Morales?) de ver cómo otro régimen democrático se pudre porque no entiende de amos, a mí me recuerda a la tragicomedia de Myanmar. Sí, Myanmar. Aquí quería llegar.

Porque Myanmar está abocada a la explosión interna, a la secesión en cualquiera de sus siete estados no bamar. Y ahora más que nunca. Tic, tac. Es una bomba de relojería que ni sayos inmensos en forma de capotes cómplices yanquis podrán salvar, ni San Martín podría, ni su bodhisattva equivalente… Y en esta herida no quiero ahondar porque no es la primera vez que sale en este blog. Ya he chillado demasiado acerca de ello. Es cuestión de tiempo el advenimiento de un reino de taifas. De un conflicto en el que todos vamos a perder, si no la vida, sí la fe en los que nos rodean. Tic, tac.

No obstante ahora ambos poderes políticos se “venden” mejor. Tiempo habrá de lamentarse. Ahora la “transición” egipcia, sin musulmanes molestos, se vende mejor para que los de siempre sigan reinando en el país de la hipocresía. Y de la “transición” birmana qué decir. Unos tipos que han pasado de azuzar el látigo tras verde caqui a azuzarlo vestidos de corbata y Massimo Dutti, arropados por un coro internacional haciendo la ola en plan orgía de Baco desatado. Unos tipos ahora endiosados por mor de la estulticia apátrida de que hacen gala los políticos, estigma y estorbo del hombre del siglo XXI; generales a los que no hay cojones a recordarles que la mona no puede vestirse de seda, y es que pocas ganas quedan de ello cuando se babosea viendo los oropeles que se les caen de los bolsillos a dichos boinascaladas revestidos de purpurina.

Egipto y Myanmar, de la mano, provocan el sollozo rápido y desconsolado no por lo que encierran a modo de caja de Pandora con bisagras carcomidas, a punto de reventar, sino porque ni Dios es capaz de poner un ápice de cordura en África o en Asia. En el negro porque los judíos pesan demasiado como para impedirles que duerman a gusto, en el amarillo porque los chinos se nos vienen arriban, tabicando de rojo kilómetros en sus inmensos alrededores, y con los hijosputa de militares birmanos hemos de hacer frente común. Aunque democracia, en ambos casos, suene hueco. Aquí abajo por denunciar un golpe de estado más cruento que ninguno por lo dilatado en el tiempo que va a ser (¿alguien duda de la “prisa” que van a tener los generales por largarse visto lo visto en las anteriores elecciones?). Allá, al este, por buscar una alternativa a la gente Kayah, Shan o Karen que está abocada a la guerra cuando los generales Bamar se distraigan, vomitando monedas de un oro esquilmado a estas minorías, sus legítimos dueños. ¿Alguien duda que los hermanos musulmanes volverían a ganar unas elecciones a día de hoy? ¿Alguien duda que la elección de etnias actualmente enclavadas en Myanmar sería la autodeterminación si la garra de hierro que forman generales, Aung San Suu Kyi (lamentable su actitud en el conflicto Rohingya, otro héroe con pies de barro, otro Prometeo de cristal al que el tiempo ha colocado en su sitio para escarnio de sus seguidores) y comunidad internacional les diera una opción?

De mientras, día tras día, todo lo nuestro, cerebro, cuerpo, a las tres y a las nueve lo van convirtiendo en ceniza… 

No hay comentarios: