LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

domingo, 2 de octubre de 2011

Bloqueado... pero feliz

“-Esta noche me apetece ir a bailar antes de ir a follar. Me apetece mucho-. Se lo dijo en perfecto inglés. El hombre la miraba circunspecto. –Bueno, si tienes mucha hambre vamos directamente a tu piso y follamos-. Remató la chica.

Estábamos en el mercado ese de la calle de la perla, aquí en Beijing. Subíamos unas plantas en un ascensor que compartíamos con una decena de resudados occidentales, tímidos pero extasiados mientras asían con fuerza su botín en abultadas bolsas. Y aparte estaba esta pareja. Ella llevaba una falda de media altura y similar vuelo, de esas antiguas que ya no lleva nadie porque ahora o se lleva vestido largo o una mini, y una camisa fucsia ribeteada por unas borlas plisadas lo que le confería una imagen extrañamente desubicada. El tipo, que al menos triplicaba la edad de la china, tenía una nariz ganchuda y probablemente era judío. Digo probablemente no solo por la nariz, por supuesto, ya que es habitual ver este tipo de tochas por doquier, sino que era el conjunto, o sea, ojos hundidos, cara pequeña y redondeada y rasgos faciales tipo barbilla o pómulos muy marcados lo que le delataba incluso para alguien tan torpe como yo para estos detalles.

Salieron del ascensor y mi hermano, que se había adelantado, se quedó viendo alejarse a la extraña pareja. Cuando me acerqué a su altura le dije condescendiente.
-Es una fulana. Le decía que quería ir a bailar antes de acostarse juntos. Pero que si él tiene hambre eso puede esperar, lo de bailar quiero decir-. Me encogí de hombros.
-¿Y se lo dice en el ascensor, rodeados de todo Cristo y a viva voz?-.
-Esto es China, tío, ya te lo he dicho varias veces y llevamos solo 7 horas aquí. Nunca te preguntes el porqué de lo que te rodea. Son así, es su cultura, aquí los raros somos tú y yo. Así que nunca preguntes por qué cruzan los dedos para indicar diez, por qué si el sentido circulatorio es como en España ellos van por la izquierda, por qué muchos, incluso en las capitales, salen a pasear de noche en pijama, por qué algunos se niegan a hablarte aunque les preguntes en perfecto chino, por qué una cría va en bicicleta en sentido contrario en una autopista de 6 carriles sin que nadie pite o por qué esa misma niña, si tiene que aparcar su bici en un parking numerado para bicis que está vacío, la dejará no en cualquier plaza sino en una de las rotuladas con el número seis, ocho o nueve… Y así tantas otras cuestiones. Solo sonríe y disfruta lo que puedas, ya irás aprendiendo-.”

Eso pasó en Beijing, hace ya dos semanas que parecen una eternidad, nos arracimamos con los tibetanos en la zona del Amdo entre medias, con el vello erizado por un frío que empezaba a despuntar a finales de septiembre. Surcamos rutas de alquitrán cuarteado que nos arrastraron por Xining, Tongren (maravilloso), Xiahé, Langmusi (un oasis de paz), Jiuzhaigou (¿puede existir algo tan hermoso?), Songpan (terrible decepción con negro porvenir de parque de atracciones) y hoy Chengdú, donde el verde forestal es reverenciado entre alamedas tóxicas de dióxido de carbono. Mañana… quién sabe… busco un atajo que se salte la paranoica censura china hacia blogspot que me ha dejado unas semanas mudo y ciego hacia este blog que por momentos veía enterrado hasta pisar el porvenir tailandés. Hago turismo y limpio la mente mientras acumulo ganas de escribir con más dedicación para rematar ese libro que cada vez cobra más color de futuro en mi ánimo. Deseando estoy empezar esa otra ruta paralela el 28 de Octubre pero antes, retorno a la senda turística, pronto Lijiang, Dali, Yangshuo y Hong Kong antes de volar y devolverme al camino del sur.

No hay comentarios: