LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Compadre

Quizás porque me he pasado de cervezas, quizás porque (hoy si) me ha derrotado la melancolía, volvía andando a casa y ya tenía claro abrir un documento de Word y empezar así … porque la lealtad, la derramada por los poros, no entiende de hojas de parra (ahora con el euro quizás esquejes de berenjena) ni de cambios tácitos, pactados, quid pro quo. Sólo amistades aradas por surcos estrechos, apegados al centro del corazón. Por eso hoy saldo una deuda con el abuelo (Ta) José, por tanto a cambio de nada, por enseñarme a viajar, por enseñar a una de las personas que más quiero y que me mostró la ruta (mi madre) que a miles de kilómetros es posible sentir el aliento y el carácter campechano labrado en las inmensas tierras de Iberia … y jamás sentirte sólo. Por eso escribo estas líneas del tirón, sin recapacitar ni darle medida o poso. Porque, como su amistad, forjada en buenos momentos regados de cerveza, es algo espontáneo que sale del corazón. Ahora que aprietan los deberes y uno solo puede soñar con los derechos perfumados de libertad y tragos en soledad, ahora que el camino vital se empina y empaña, lo tapa, no revela ni un ápice de ese trasfondo que debe lucir en fosforito y neones brillantes como lo hizo en el pasado aunque ahora sólo sea el rumor ajeno de un sueño de verano … ahora, amigo Ta, leo un mensaje tuyo y abandono la tristeza y la fatiga para volver a aquella tarde de Bangkok en compañía de tu familia, charlar de lo que mata y lo que muere en las palmas de unas manos que arrastraron jirones de piel como estelas por el polvo del camino, percibir que, como enseña mi padre, el saber ancestral no repara en títulos de cartón-piedra sino en años que transforman el rostro en piel ajada y curtida. En cátedras que nunca podrán soñar jóvenes doctorandos. Podría regresar a un sukiyaki en Bangkok en buena compañía o a decenas de llamadas telefónicas donde el ánimo quizás no encontraba el norte y a ti te tocaba de hacer de brújula de un joven idealista, perdido y lastrado por el placer inmediato del aquí y ahora como se estila, rasca el alma y pasa como trago quebradizo y sudoroso de mistela que es el pulso latente en los bares de copas del viejo reino de Siam. Por todo eso y todo lo que no recuerdo pero palpita en una mente que, tú lo sabes, se siente afortunada de poder regresar en mayúsculas, pero no por ello deja de pensar en volver a abrazar a un viejo amigo para después perder, volver a perder, el norte sabiendo que nunca, afortunadamente nunca, podré sentirme desamparado por recodos de esa mi otra casa llamada Tailandia … por todo eso ni puedo ni debo desfallecer, mi hermano ... ya queda menos para volver a pegar la hebra y, por si fuera poco, esta vez no será punto y aparte sino punto y seguido en la ruta antes de hundirme por Indochina … ¿quizás deberías hacer el hatillo y acompañarme unos días por Luang Prabang y Vientiane? … ¿tendré que hablar con la faraona para que así sea? … tú decides, compadre ... ;-)

PD ... perdón ... PS El video de Turquía estará en unos días, estoy en ello ... unos días que serán entre 10 y 300 ... calculo que más cerca de 10-15 ... depende del tiempo que pueda invertir en ello.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Butitas

Take it easy,que ya te falta menos para andar a fozar por aqui...jeje!

No seria mala idea acompanharte por esos sitios que mencionas,ya veremos...a la Faraona no hace falta pedirle permiso...cuanto mas lejos de casa este mas contenta esta ella...no te eches novia por estos sitios,esta gente tiene la rabia...jeje

Tienes correo mio,mira por ahi

La cabecera quedo bien pero se puede mejorar

http://vimeo.com/channels/201251

Saludos y animo que ya falta poco.