LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

sábado, 30 de abril de 2011

Turquía

Así pasan los días por Turquía, con calma, entre claros y nubes en todos los aspectos, retomar el camino turístico trazado es un dolor de proporciones progresivas que cotiza al alza pero eso no quita para que uno saque sus impresiones, a fuerza de que me cataloguen como el espíritu de la contradicción: Estambul está tan sobrevalorado como infravaloradas están las zonas de Pamukkale y Capadocia, así de simple, todo ello regado con un incesante torrente de turistas de touroperador que aparecen y se esfuman para ser reemplazados por hordas de semejantes a la búsqueda del encuadre perfecto (patético ver como el tram de Estambul ha de parar ante la riada de turistas que se adueñan de la vía en Sultanahmet para hacer la fotico de rigor a Santa Sofía ... solo un ejemplo ... "atropéllalos por idiotas, joder" es lo inevitable que se viene a la cabeza). Así la desesperanza se adueñó de nosotros en Estambul, San Salvador en Cora lo mejor sin duda, la ciudad te engulle y pasas a ser otro ser de gris sin atisbo de encontrar hacia fuera lo que esperas te griten en forma de pasión las entrañas desde dentro, unas entrañas acojonadas ante el desvario del Gran Bazar (fácil subir a los altares todas las experiencias mercantiles en lugares inéditos y pretéritos gracias a esta cueva de Ali Babá donde reinan más de 40 ladrones ...). Aún así la certeza de que las grandes urbes tampoco son mi fuerte cobra aún más fuerza. Capadocia ha sido otro rollo, claro, igual de comercial que Estambul es Goreme, pero es otro rollo, un pueblo, llanamente, un pueblo ... y eso cuando huyes de Estambul es una bendición para recuperar la brújula, la misma que con ánimo girado nos ha arrastrado a Pamukkale (belleza que no acaba de redondear) camino de Selçuk a donde nos traslada un autobús en un par de horas, a eso de las 16:30 ... Para los que pretendemos respirar este continente con valores ajenos a los occidentales esta Turquía no deja de ser un umbral que uno no sabe muy bien cuándo ni cómo traspasar, ni tan siquiera si acaso no traspasar y sumisamente dejarlo sumido a su (mala)suerte promaterial enarcada entre seres de múltiples y variados pasaportes y, salvo excepciones, patéticas costumbres viajeras ... en el trance mi hermano apura este "meze" de nombre Turquía mientras se relame ante el futuro por tierras chinas y el pésimo estado físico de mi madre apunta hacia un epitafio de esta inmensa experiencia viajera asiática que ha brillado durante 5 brillantes años por un buen puñado de destinos ... amigo Ta, me da que ésta no llega a devolverte la cena ...







jueves, 14 de abril de 2011

Buscando Trilce

El gran César Vallejo lo escribió y fragmentado lo rescataba (y me lo recordaba) Silvio en su blog "Segunda Cita":

http://segundacita.blogspot.com/2011/04/trilce.html

Otro, si acaso más cercano, lo cantaba así:

http://www.youtube.com/watch?v=FAQ1jfonlyc

Los que quedamos asumimos nuestra derrota, respiramos hondo, ya solo miramos al horizonte repitiendo estos mantras que nunca debemos olvidar ... y pretendemos perseverar en su búsqueda con un guiño partido de la humildad, la desazón y la poderosa sed de nuevas culturas ... algo así como tri(ste-du)lce ... un lugar inquebrantable e imposible ... un lugar que habita en lo más hondo ...

martes, 12 de abril de 2011

La desidia de lo que nunca podrás ganar

¿Qué quedará? … al final, sin odio, sin risco que partir, sin tiras de piel a arrancar, tú en mi, yo en ti … solo la verdad desnuda, solo el camino, solo la necedad de haber pretendido perseverar y triunfar. ¿Quién no?. Sin gasa, ni remedios, ni lluvia, ni bruma, ni sortilegios, tú, yo, un camino estrellado, un poso que deslumbra desde su oscuridad, sin caminos cruzados, solos al fin, solo al fin …

¿Qué quedará? … luna falsa, desgarrada, burlesca, disfrazada de “cruella de Vil” arrastrando un retoño que perdura, caído, marchito, sabiéndose flor del porvenir, sin atemperar el pasado, helado en penumbra desterrada, brío desnudo en fugaz “kratong” mecido a la querencia del arroyo más caudaloso … ya nadie que me quiera poseer … al fondo resurge el compañero que llevo dentro, urgido de pasión en otra escala, ungido de poemas disfrazados de panfletos al albur de rutas politonales que generen un hombre lloroso del trance olvidado un paso atrás … un teatro que descubría su verdad para un idiota nostálgico envuelto en odio feroz encendido por la ley del amor atemporal … el único que no podía percibirlo a la postre aunque presumiera de su careta como rostro de tiempos pasados y felices …

¿Qué quedará? … ¿qué frontera deberé reventar? … dinamitar, estallar … retal frotado a paño lento con virtud por tiempo inmemorial enterrado … vano … ¿cómo ganar cuando partes de panteón de llanto secado? … en calma destierro mis dentelladas de odio ahora apaciguado … quizás fuera de lugar … tal vez … sin más … solo soy como soy … despojado de disneas que no confunden mi sinrazón … ¿quién remienda mi corazón sin muerte? … ¿dónde habita mi absolución? … juzgado en tinieblas de madurez, ahora un corazón enganchado, presa de aquella elegía perenne de “queda tanto por vivir” …

¿Qué quedará madre mia? … cuando recoja mi alma en forma de trapos imperecederos abrazados al petate y estalle un itinerario transformado en “bindi” a sangre y fuego en el fondo de mi cerebro, púrpura, certero, azar como una sobredosis de lo que estaba por ganar … entonces volveré a sonreir, a ser yo, sin renegar de lo que dejé de amar, transformado en animal de futuro solo para bien … flores nocturnas … flores imperecederas del amor puro sin compromisos, ajados por el vil metal, deseosas de un abono sin misterios, con resonancia de Benjamin Franklin y solo por eso alejadas de humedades envueltas de aromas huecos, cancerígenos, melodías de caducidad en media hora, tan propias de tópicos y trópicos gélidos occidentales añorando eróticas caricias en viento sur … habrá versos molidos y resucitados del más allá, quizás nunca de lo que dejé de alumbrar … quizás nunca más …

“Al final de este viaje en la vida”
Silvio Rodríguez

El tema sonaba y la diestra desgarraba palabra tras palabra ... lo que no cuadre por fuera es cosa de contexto … el fondo no cambia ... a mi (nuestro) pesar … ni ruego y menos suplico por el “¿qué dirás o dirán?” … la ruta me hizo suyo … pero el enigmático tema nunca dejará de sonar aunque se disfrace, en ocasiones, de "Días y flores" y la vocación se trunque en dolor al no poder soñar en tu orilla ...

viernes, 8 de abril de 2011

Viernes

Y remar y remar, cuando no queda nada, nada más que nada, la historia de siempre. Hoy resurgiré buscando tu luz entre mis cenizas, hoy no quemaré nada de mi espíritu, cenizas recordándote, hoy solo soy yo , volando a un palmo del suelo, hoy cerré mi alma, hoy volví a partir, volví a volar, se pierde la cabeza, uno derrumbado. Empapé mi espíritu en bendiciones sacadas de contexto … hoy vuelvo soñar sin ti … hoy vuelvo a ganar, vuelvo a respirar hondo, vuelvo a ser yo, vuelvo a cabalgar la ola del desatino, de la soledad, del vivir sin ti, del volar, del volar … y que el mañana nos recuerde cuánto hemos ganado y sufrido en el trance, sin mojaduras ni humedades … volveremos a sufrir al ritmo de sentimientos ahogados, robados al alma, ya borramos la senda de jueces, de seres grises disfrazados de tú y yo … hoy vuelvo a llorar por lo que perdí en el trance .. hoy vuelvo a ganar con cada palabra tuya que susurra, vuelvo a pasear , hoy quemé un trazo más de mi desesperanza, hoy aprendí un tramo más de mi camino ahogado, volveré a vivir a la deriva, en calma, ya no volveré a ponerme tieso, herido de duda tras duda, olvidado, renegado del futuro, sin un beso que me explote, … pero algo quedará, algo que no muere, tu cuerpo, mi cuerpo … sudor teñido de amor … no más odios, no más amores, aliviado de ti … libre, coño, libre … ¿qué queda dentro? … ¿qué queda dentro de mí? … ¿un animal de ternura puesto en libertad? …

Hoy sólo puedo ganar, la estrella vacilante orientada al porvenir de mi sinrazón, robado del sueño … un todo o nada sin matices …

Hoy escribí este párrafo a sangre y fuego, hoy lloré por lo que perdí, hoy vibré con lo que gané, con el peso de la responsabilidad de saberme al final de este, ese viaje … ¿dónde si no? Hoy naufragué entre himnos desgarrados, henchidos de sudor de muros desgarrados, tiempos de dudas …

jueves, 7 de abril de 2011

Afinando Indochina

Repaso detallado pero provisional a las zonas histórico-culturales que pretendo visitar esta vez por Indochina en poco más de 50 días:

Laos: Luang Prabang, llanura de jarras, Vientiane, ciudades coloniales de Tha Khaek y Savannakhet, Wat Phu.

Camboya: Vestigios periodo Angkor (Prasat Preah Vihear, Koh Ker, Beng Mealea, Banteay Chhmar), ciudades coloniales de Battambang y Kampot, vestigio Chenla de Sambor Prei Kuk y Museo Nacional en Phnom Penh.

Vietnam: Zona Oc Eo (Imperio Funan) en Rach Gia, pagodas jemeres de Tra Vinh, Saigon (antigua capital de la Indochina francesa), zona Cham de My Son y museo de escultura Cham de Da Nang, Hoi An (antiguo puerto comercial de Faifo) y Ciudadela Thang Long en Hanoi.

Y prácticamente no hay tiempo para más, mucho tute sobre el papel, casi tanto como ilusión porque creo que es una ruta muy muy bonita y, sobretodo, una ruta para, este año, aprender mucho de la historia de parte de esta zona del mundo que tanto me atrae. La zona de China está más clara con los clásico Beijing-Xian-Yangshuo y zonas concretas de Qinghai, Gansu, Sichuan y Yunnan más un par de días o tres en Hong Kong.