LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Andando entre sombras

"El más difícil no es el primer beso, sino el último"
Paul Geraldy

"Solo mirando la palma de las manos sabrás, en momentos de duda, mantener alumbrado tu corazón ... ahí radica tu esencia, tu pasado y tu futuro"

Vuelta al hogar, qué queda … una anécdota teñida de olores fétidos, una conversación con alguien que suplica árnica y no seré yo … un remanso de paz frotado en el suave arrullo de un arroyo que nunca cesa, por momentos todo respira a India y jamás sabré por qué, quizás no lo quiero ver, quizás no puedo, ni debo … pero, otra vez más, anclado en esta vereda, presto a mi marcha (¡¡¡ya queda menos!!!), ni oteo el horizonte, quizás lo dejé atrás, y es el mismo que lanza sus garfios para atraparme disfrazado de pasado para recordarme el profundo poso anímico y esencial ... ye rishta kya kehlata hai … y quién lo sabe … India tiene “xarma” que decimos por aquí … es calor y vida, es algo que atrapa y arrastra, puedes alejarlo, también emocionalmente, pero siempre está hay, el día menos pensado te abraza y ya te ha robado el alma, no es un país, es un millón o más, algo que una vez más me burla porque las palabras se me quedan cortas … asumo mi derrota, recojo … y suplico por una próxima prórroga que me desate de mis convenciones más íntimas para enfrentarme a ese destino y saber corresponderle resumiéndolo vilmente, como un idiota, en cuatro compases transformados injustamente en una entrada de blog que, como siempre, golpe a golpe, recuerdo a recuerdo, latido a latido, esconderá más sombras y emociones de las que a duras penas enseña … busca tu lugar, no viajes a India, solo regresa … regresa … porque una primera vez allí es lo más parecido a desvirgarse de cuerpo y al mismo tiempo odiar de estremecimiento, sólo, perdido, mecido por aquel mundo que, allí más intensamente que en ningún otro sitio, es un una cicatriz en el alma hundida, una primavera errada, luna menguante, en el quién eres más allá de qué buscas … o fotografías … si un turista muestra orgulloso retazos, olores y sabores atrapados en acuarelas en forma de rostro de una ruta rajasthaní un viajero oculta su rostro hundido entre sus palmas y trata de recomponer su alma fibrilante ante lo que acaba de descubrir, que no es sino desenterrar la raíz, por tierras indias, por el vertedero de su esencia …igual ésta es la ecuación que hace de valla entre unos y otros ... un aliento cálido enfocado a la fosa abisal del cerebro adornado con guirnaldas, una empapada charla por Kingfisher y el lago Pichola humedecido de un millón de lágrimas que fluctúan entre la añoranza y la emoción que traza un más allá tan venidero como inolvidable e inevitable disparado como una estrella fugaz que marque la ruta … ahora solo dudas … chaiyya … chaiyya …si no es juntos, madre, yo seguiré tu ruta sabiendo que tú solo estarás un pequeño trecho más allá ... siempre conmigo ... en la raíz de la vida ... la que descubrimos y aprendimos a amar juntos ... India será nuestra brújula y nuestro fin ... el día que me faltes, madre, sabré dónde encontrarte ... dónde encontrarme ...

sábado, 19 de marzo de 2011

A vuela pluma

Volviendo a arar el porvenir con viejos bueyes, como aquellas épocas en que la gente iba a vivir los destinos (el concepto de país será moderno, digamos que entonces las patrias se hacían grandes y quebraban por las costuras), no a quemarlos, ensuciarlos y/o arruinarlos. Haré el hatillo, ojalá quede un poso de mi huella por recovecos olvidados en trazos puramente engullidos por ese turismo de rompe y rasga, de balazos a quemarropa, momentos en que la difusa luz se cuele por trozos permeables de cristal y me diga en un susurro cómo estoy rehaciendo mi hatillo, me revele un sortilegio eternizador de malos farios y me bendiga de presto para un nuevo bautismo a ras de emoción. Partir con nueva ilusión. Creer en mi balanza. Herir solo en la superficie. Escuchar en bajos decibelios. Luchar con humildad para pasar desapercibido. Servir a un fin en el que no emborronas ni la última línea de epitafio: preservar mi tesoro anclado al núcleo. Dejaré pasar unas horas, quizás hagan meses, un abismo entre la ruta olvidada que ya cubre el polvo del tiempo y otra que descarnada en el aquí y ahora me arranca la piel a tiras y, enajenado de desazón, me suma a la corriente, me arranca de mis amarras, lleva en volandas mi ancla y me obliga a buscarme dentro de mí para saber corresponder a la ilusión de los que me acompañan, añorando la libertad teñida de primavera que volverá a hacerme uno sin odio feroz resudado mientras recuerdo el porvenir, la vez que sequé un llanto ahogado de nostalgia en tierras otomanas. Una ruta que torna descarnada mientras pulo mis balas para mayores y futuros menesteres y me hago a la idea de pasear por esa Estambul que, sigo convencido, algo debe esconder para hacer de mí un proyecto de viajero venidero bruñido de saberes espolvoreados por esa puerta cincelada por una amalgama que engloba generaciones de pueblos persas, griegos, otomanos, romanos, … transformada en algo así como Bizancio o Constantinopla, siempre a caballo entre mi natural Europa y mi transitada, mimada y siempre deseada Asia.

Hoy, como ya habrás imaginado si llevas un tiempo por aquí, salió un día deslucido, entre ocre y gris, tomé unos tragos, y me dio por volar, salir a proyectarme por sendas que forjarán mi futuro y me regalarán vaivenes de porosa quietud entre burbujas de Efes y vapores almizclados de anís y manzana … un trecho más allá se dibuja un pedazo de América y un pequeño homenaje que imagino hacía alguien que nos dejó haciendo un profundo tajo del que nunca dejará de manar su presencia … más temprano que tarde … inshallah

jueves, 10 de marzo de 2011

Viajes 2011

Actualizado el apartado de viajes de 2011 con la próxima escapada cortita a Turquía (decidida a última hora y que se centra en Estambul, Capadocia y zona de Izmir ya que el presupuesto no da más de sí. Tengo ganas de regresar a Turquía, lástima no poder volver a Antalya y tener que dejar de lado otros sitios interesantes de este bello país) y la larga escapada, repetición de la maravillosa experiencia de 2010, de finales de año por China e Indochina Francesa en la que pasaré por sitios concretos de Beijing, Xian, Qinghai, Gansu, Sichuan, Yunnan, Guanxi y Hong Kong para acabar con unos días de playa en el sur de Tailandia en una ruta compartida con un hermano y, ya una vez que él regrese, yo me centraré durante 50 días en recorrer lo típico de Laos y sitios fuera de ruta de Camboya y Vietnam. Quizás haga algo en verano pero es difícil, con procurar ahorrar para la escapada larga creo que voy a tener bastante y cerraré con mucha probabilidad así el apartado viajero de este año.