LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

lunes, 13 de diciembre de 2010

De bajón

Porque ya no se puede volver … se cerró una pequeña época … marchito … agotado … fin de la historia. Compré una nueva maleta, la “made in China” hizo honor a la fama, volverá a quedar atrás con historias, emociones y sentimientos, personas, lugares muchos de los cuales, quizás, nunca volverán. Volverá a quedar otra maleta abandonada, sin ataduras, con nostalgia … mucha …
Cambié los bártulos, presto poca atención a los detalles, me abandono en un mar de dudas mecido por emociones que han desbordado mi alma, camino cansado. Ójala me abandone el deseo carnal una vez completado mi ciclo, que me lleve la ruta, corazón intocable, que no vea mujeres, más mujeres … ójala …
Me regaló muchos deseos anhelados la ruta, contó sus riquezas, abrió sus pétalos a mi paso y me encontré un poderoso imán hacia esa Ítaca que quizás un día acabaré encontrando, el misterio se desentraña en la ruta, nunca en el destino … si eso ya lo dijo el Buda … entre congéneres de su pensamiento encuentro otra verdad …
Digo adiós a Pa que parte en un bus destino Udon para luego regresar a Nong Khai, añoro Isan, me hubiera ido con ella, pero el corazón viajero no entiende de falsos amores, lotos perfectos al abrigo del dinero … supe encontrar mi tiempo con ella, la dejé partir, hubiera sido fácil llevarla conmigo a Bangkok … un error … quemé una época, feliz, refugiado en una ruta que, repito una vez más, se ha tornado un quebranto constante de emociones y felicidad, desde Shanghai hasta Bangkok … sin lugar al desfallecimiento, borrachera de emociones que reventaron mi esencia con pausada cadencia … lo que buscaba … ni más ni menos. En retaguardia el sabor amargo, tristeza pertinaz, que envuelve la figura querida de una mujer de la que hablaba hace algunas entradas, perdió a uno de sus seres más queridos en el trance para infinita tristeza suya y de los que tratamos de regalarle un halo de esperanza en estos momentos amargos, trago de hiel para un corazón que me regaló muchos de los mejores momentos de mi vida. Un abrazo gigante, desde esta estación perdida a las afueras de Chiang Mai hasta la luna creciente. Alumbra una vela gigante en el templo Doi Suthep, lo hará por mucho tiempo, por el alma de Patxi y su pronta reencarnación en un ser superior, fortalecido, amado y armado desde la distancia de ese modo con que tu regalas tu pasión. Le pedí a Pa, budista hasta el tuétano, que regara esa presencia, inmanente, de su figura en nuestras almas, parió su mantra para teñir nuestro llanto dolorido. Los que quedemos seremos uno para darte todo lo que el cruel destino te arrebató desde tu más profunda raíz, compañera.
Desconsuelo inmenso … a medias … ruge con fuerza ese otro yo atado a una maleta que permanecía latente, alerta, mientras de mi corazón brotaba otra fuerza superior, anclada al deseo carnal … supo esperar su momento para enterrar la libido que surgía voraz … hasta que sació … llegó su hora … Bangkok … papel y boli … hora de quemar estas últimas horas con Ta José, compañero permanente en la capital, mojado de Singhas mientras desgarro rutas venideras … rutas en las que Pa asoma con una tibieza que pronto forjará una serena amistad … China y Tailandia volverán a darme la vida … Ítaca puede esperar otro trecho más …
Llego a Bangkok en un día gris, de bruma y lluvia, como mi ánimo ante el inminente regreso a casa. Me preparo para ver un par de templos inéditos y cerrar así el quinto y último video de este alucinante viaje, me reservo para mañana y pasado la calma en Sananwan Palace, calma que me ayudará a aclarar ideas y emborronar itinerarios futuros … quien sabe … Songkran queda a la vuelta de la esquina …

No hay comentarios: