LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

martes, 30 de noviembre de 2010

Partir

Partir abrazado al desconsuelo, dejando tras de mí huellas profundas, imborrables, que no son sino un “hasta pronto”. Odié Vientiane, no entiendo como una ciudad puede sucumbir de un modo tan extremo al embrujo de dinero fácil en manos de multitud de extranjeros … y en apenas 2 años. Llegué con una alegría inmensa que se disipó en apenas 5 minutos, una vuelta por Ban Mixai … “Dónde está la preciosa ciudad encadenada a un alma de pueblo, ahora seres estrangulados por billetes rojos de 50000 kip, olvidaron su decencia, su alegría … solo seres mustios encarcelados entre multitudes occidentales de pasta y pizza”. Ciudad gris, sin alma, sin una esencia arrojada con una mole de 5000 kilos al cuello al fondo del Mekong … hasta nunca … me fui muy preocupado por lo que ví, sabía que Laos se había puesto de moda, pero el influjo de masas ignorantes, masas de tubbing en Vientiane ha destrozado una de las pocas joyas de Indochina … aún queda Phnom Penh … creo. Escribí una entrada hace unos meses sobre la decadencia laosiana en proporción inversa al interés que suscita en mochileros de “Visa Oro” … sabía lo que hay … pero aún tenía una esperanza que estalló como una burbuja de jabón.

Partir de Nong Khai dejando relegada al olvido a una preciosa mujer que me dio mucho del aliento que hoy me regala la vida. Una mujer de envidiable humildad y tesón por sacar adelante su familia. Una mujer. Siempre es cuestión de dinero pero hay matices alejados a la sombra del baht que marcan una gran diferencia entre distintas mujeres. Otra enseñanza recogida en la mochila, otra lección para no olvidar. Sociedad tailandesa de matices infinitos, ocres, brillantes … mujeres de diversa condición … y hombres. Ayer acompañé a Pa al médico, tenía un dolor en la rodilla … anclados en la sala de espera … “puedes pasar” le dice el doctor regalándonos una sonrisa … 5 minutos, una inyección y una tira de pastillas, 10 pastillas, un sucedáneo de Ibuprofeno … 650 baht … Pa alucina, y yo también … entra en un salón a hacerse la manicura … yo hago un recado y regreso a los 10 minutos, me mira la empleada del salón, buen inglés …

-Pa me ha dicho que le han cobrado 650 baht en la clínica … es muy caro-. Me suelta con gesto contraído.
-Si. Es alucinante, me ha dicho que en Ubon eso son 200-250 baht-.
-Claro … aquí también … pero te vio el doctor, tú, un extranjero … dinero. Es mejor que vaya sola la próxima vez. Kondiao (sola)-. Asiento de modo condescendiente, amargado.

Suspiro de tristeza, otro estigma anclado en la mentalidad tailandesa, critico hasta la saciedad y abogo por la ruptura de tópicos en mentalidad occidental hacia la gente tailandesa … pero en sentido contrario también tiran con bala, desde luego yo no iba a escapar a este fuego cruzado. Entonces supe que era momento de desaparecer. No hoy, mañana. Hoy recojo algunas experiencias en este blog, anclado a la vera del Mekong, suspiro porque no quiero ir a Koh Tao, amargado, entristecido, pero he de abandonar a Pa, mi presupuesto supura heridas de guerra, y yo ya no le puedo aportar más que inconvenientes … lo del médico fue un claro mensaje. Tiraré a Bangkok, después Koh Tao. Ya no quiero dormir con Pa, ahora quiero regenerarme … de nuevo … en soledad … yo y mis pensamientos. Le dije a Pa que la buscaría a mi regreso, ella sabe que no miento, como un amigo, como regresé a Chiang Rai por Jo. Partir abrazado al desconsuelo, dejando tras de mí huellas profundas, imborrables, que no son sino un “hasta pronto”.

2 comentarios:

Ta Jose(abuelo Jose) dijo...

Estaba leyendo y ya lo estaba pensando...la chica sola al medico,si vas con ella ya huelen el dinero...lo adoran mas que a Lord Budha y no tienen escrupulos en obtenerlo como sea

Saludos

Anónimo dijo...

Romántico e idealista David, tanto templo, tanto budismo a tu alrededor y todavía no practicas el camino de en medio. Putas maravillosas o putas nauseabundas, ciudades impolutas o ciudades corruptas, viajeros con alma o turistas deneznables... Recuerda lo que dijo el Buda: somos nosotros los que coloreamos la realidad a través de nuestros sentidos. Amor y compasión para todos los seres. OM MANI PEME HUNG

Un abrazo muy fuerte,

Maitane

P.D.: ¿Para cuándo ese rosario de muñeca que llevo esperando cuatro años? ¿ein?