LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

viernes, 12 de noviembre de 2010

La historia de los 10.000 Baht

Va, venga, os voy a contar como alguien puede ser tan gilipollas, o quizás tan afortunado … resulta que la chica Akha me volvía loco, y quería su calor, estaba desatando tormentas en lo más profundo de mi ser. Yo, constantemente, quemando naves, le decía que viniera conmigo, que tenía dinero, nos magreábamos pero al segundo ella decía no … y así todo la noche …
-Vamos a ver si me aclaro, que esto está muy bien, llevo 6 horas clavado en este asiento y me estás volviendo loco … vente conmigo a dormir … ¿Cuánto quieres?-. La desesperación jugaba con mis deseos …
-Ya te lo he dicho, no voy con clientes del bar-.
-A ver, me estás comiendo a besos, me estás volviendo loco … ya vale … vente conmigo … o mejor yo me voy contigo porque a estas horas de la madrugada todavía no tengo hostal …-.
Se sonríe, me mira, piensa … dispara …
-10000 baht-.
“Joder, no me mates, ¿por qué?” … le digo que no puedo pagar ese dinero, se descojona, me da otro beso, me suaviza … 10000 baht, la mitad de mi presupuesto para 20 días en Tailandia … imposible … “me mato a pajas” es lo primero que pienso para descojonarme por lo bajo.
-Era una broma, yo nunca voy con clientes del bar-. Remata con dulzura … está jugando conmigo … "así que quieres jugar, jugaremos" ... arrieros somos …
Al día siguiente busqué una explicación, se sentó conmigo … me mataba con sus ojazos negros … me estaba volviendo loco … afilé las garras … “vamos a jugar, que me toca mover ficha”.
-OK, puedo darte 10000 baht … vámonos-. Saco el dinero del bolsillo, 10 billetazos de 1000 baht … al cambio cerca de 250 euros … por una noche.
Me mira incrédula, me sonríe y acaricia mi rostro …
-Aquello era una broma, yo nunca voy con clientes del bar. Era una broma … y tú no deberías estar aquí-.
-Puedo pagarte … ya lo ves-. “A tirar de la cuerda” …”A ver por dónde sale, si acepta ya ganaré tiempo para salir del lio …”
-Era una broma … tú tienes buen corazón … no deberías estar aquí-. Dice ahora con gesto serio.
-Muy bien, si me besas y no quieres mi dinero … vamos a hablar-. “Empieza la función” …
Así salió toda la historia del suizo, estoy convencido de que lo ha desplumado, creedme si os digo que la tía era como para volverse loco, y no fue agradable para ella hablar de ello, seguramente lo hizo por el peso del dinero … o porque tenía dudas … un extranjero convencional sencillamente ante una negativa mueve ficha y ataca a otra chica … instinto natural … yo no gasto de eso … pero esta mujer no necesitaba mi dinero … ¿qué coño hacia en el bar? … con el tiempo recuerdo muchas de sus frases, tú eres muy joven, repetía, la gente joven no tiene dinero … quizás los abuelos, como el suizo, sí … pero entre beso y beso tenía dudas … me lo susurraba al oído … y la naturaleza femenina en días señalados salió cruz para rematar la historia …

Llegué a Sakon Nakhon, tomé unos tragos y saltó el resorte, el bar de donde salían preciosidades en bañador quedaba al lado de este garito after hours desde donde tanteaba el futuro encharcado, todos los tais a mi lado brindando y relamiéndose para el momento de entrar al garito con las damas … y este pobre imbécil que escribe con los ojos fijos como estacas en una preciosa camarera … le digo que venga …
-Hola cariño, ¿y tú cómo te llamas?-. Le suelto.
Me mira como a un marciano … no entiende nada … no habla inglés … no me lo puedo creer … “esto no está pasando” pienso. Llama a su hermana que chapurrea 4 palabras en inglés y esta me dice que su hermana solo habla tai … “es que es acojonante” … pero lo mejor está por llegar.
Se me acerca un travesti, ya sabeis, un “lady-boy” de esos de género indefinido, muy majo … perdón, maja … habla inglés … y no solo eso, el bar de las chicas en bikini es de su propiedad … me guardo una bala en la recámara, pero envenenada. Le comento la película de la chica Akha, lo de los 10000, que debo ser feo de cojones … no se lo cree. Abre la boca y levanta las cejas sin apenas emitir un breve sonido gutural de sorpresa mayúscula.
-¿Qué le dabas 10000 baht a una chica y te dijo no? … me estas mintiendo-.
La pose de mi cara, mi gesto serio, el ladear de mi cabeza la desarma, no da crédito.
-¿Por qué no entras en mi bar?. Hay muchas leidis … eres atractivo, tú no tienes porque pagar 10000 baht. Seguro que alguna te gusta-.
Cambio el tercio sin pasodobles, ahí la tengo en mi terreno, le comento lo mucho que me gusta la camarera de este bar, se la señalo … que ella no habla inglés ni yo tai, que quiero saber cuánto, y que quiero irme con ella ya …
Le he caído simpático, se levanta y vuelve al rato, me da un papel garabateado con su número de teléfono … pero no me gusta su gesto.
-Sale a las 4 … pero olvídala. No se va a ir contigo, tú le gustas, te ha estado observando … pero no puede irse contigo. Entra en mi bar, charla con otra chica, no seas idiota-.
Le digo que tengo dinero, que puedo pagar, joder, ella ya sabe que le ofrecí 10000 a una chica de Chiang Rai. Se levanta, me sonríe y me manda un beso, me señala su bar. Pero soy terco y obsesivo como pocos … me dan las 4 de la mañana, ella, la hermosa camarera, se acerca, ni Dios la toca … “qué coño tiene esta chavala” … se sienta enfrente mio. “Joder, ¿y qué digo? …” me sonríe y se va … no la volví a ver.

Hace 2 días volví a la escena del crimen, el único extranjero en la party de Sakon Nakhon, allí estaba ella, volvió el travesti … nos caíamos simpáticos mutuamente. La vuelvo a señalar, me señalo con el dedo índice el cerebro … suspira y niega con la cabeza …
-Olvídala, hay decenas de mujeres aquí, entra en mi bar … no seas idiota … ¿qué tiene ella?-.
-Tienes que hacerme un favor, llévala a tu bar y yo entro … en 5 minutos, que deje de servir mesas unos minutos-.
-Lo hago por ti, cariño, pero estás siendo un estúpido … cuando entres a mi bar lo entenderás-.
Y tanto, decenas de chicas preciosas que yo obvié la noche anterior por tener solo ojos para una camarera. Entra la preciosa camarera con el travesti y se sientan en mi mesa. El travesti dispara tras las presentaciones formales.
-No puede irse contigo, tú le gustas pero no puede irse contigo-.
La camarera me sonríe, estoy desarmado … y no puedo hablar con ella. El travesti se pira y me quedo a solas con la camarera. “¿Qué pasa?” … me sonríe y me señala para a continuación señalar el estrado donde bailan las chicas en bikini. La miro, la señalo, me señalo el cerebro, el corazón … solo la quiero a ella … se ríe, se pone roja … se levanta y se va. “¿Qué coño pasa?” … se me acerca una de las chicas de la zona de baile, preciosa … nos enrollamos, me estoy quemando … me dice si nos vamos … no puedo … tengo que esperar a una camarera. Se va indignada … “pero ¿cómo soy tan gilipollas? … ¿qué tiene la camarera que me hace perder el sentido?” …
Pasan las horas, las doce, la una, las dos, las tres … cerró el bar de chicas, bebo cerveza anclado en una mesa del after donde curra la camarera que me destroza el cerebro. Ya no puedo más, ya no puedo más … saco un papel, escribo “5000, 6000, 10000 … ???” y cuando pasa la chica lo dejo caer en su mano. Lo mira, me mira … no puede ser … no puede ser … me lo devuelve y me dice que no con gesto serio. Y sigo sin poder cambiar una palabra con ella. Cerré la segunda noche con otra derrota con gol en propia puerta, ¡¡¡ cómo me jode !!!.

Ayer pasaba de todo, hablé con una chica en la cafetería del hostal, otra que no daba crédito a los dichosos 10000, hablamos de la camarera del after …
-Dame su número de teléfono y le digo que quieres estar con ella-. Me dice con cariño.
-Eso ya lo sabe, quemé 2 noches hasta las 4 esperando por ella … no puede ser-.
-Mira, aquí una chica vale unos 1500 baht, toda la noche … tu eres guapo, no tienes por que perder el tiempo con una chica que no te aprecia …-.
-Claro, eso ya lo he aprendido-.
Me sonríe y me pasa la mano por la espalda …
Anoche arrastré mi fatigado corazón de vuelta a los tugurios de Sakon … me lo pasé de cojones. Solo me dieron las 3. Quería cerrar una historia para hoy … si, es una mujer … no, no es la camarera … me despedí de ella, la amiga de la cafetería del hostal tradujo un breve texto de inglés a tai … cerraba así “Lo siento, ahora es momento de olvidar …” se lo dí cuando entraba a currar … lo leyó, me miro con ojos melosos, ambos sonreímos … fin del cuento …
Me perdí en el bar de chicas en bikini … la chica con la que me enrollé el día anterior seguía allí, bailando, con un cuerpazo descomunal … el travesti se acerca, le invito a un trago … para alguien que habla inglés …
-La vas a olvidar, ya lo estás haciendo, sé que te gusta esa chica que baila … enseguida te la traigo-.
Salgo a echar un pitillo y chapurreo cuatro versos con una señora muy mayor que anda por allí … “a esta señora la vi ayer por aquí, ¿esperara a alguien?” … no tiene pinta de tener mucha salud, con una tez pálida que recubre un cuerpo escuálido, y al hablar parece que no estuviera del todo lúcida … “¿de qué me suena la cara de esta señora?” …
Una vez dentro, el travesti me da un abrazo de locaza … hay cosas que hacen que me parta de risa, pero me cae muy simpática … y solo ella habla inglés …
-¿Cuánto?-.
Me guiña un ojo.
-Eso ciérralo con ella … eso es entre vosotros-.
La chavala me gustaba un montón, era puro fuego. Cerramos el trato … pero algo falla … a las 2 se tiene que ir a cuidar a su madre … hasta las 2 puede estar conmigo, más no … “no” …
-Ella tiene que dormir conmigo-. Le digo al travesti colega.
-No puede, me ha dicho que tiene que cuidar de su madre. No sé más-.
-Oye, juega limpio conmigo … ¿qué historia es esa de su madre? … si no le gusto que lo diga con claridad, sabes que he perdido 2 noches por fijarme en quien no debía …-.
El travesti pone cara de sentida angustia, así muy a la manera de los lady-boys, con mucho gesto exagerado y tal ... me descojono pero ella lo está pasando mal …
-Te digo lo que hay … no te miento. Ella quiere irse contigo … pero tiene que volver a las 2 para cuidar de su madre-.
Cerré la partida, le digo que no hay trato, me carcome la desesperación … otra que no … el travesti sufre un montón … echamos unos tragos …
-Oye no puedo asegurarte lo que quieres con ninguna chica. Hago todo lo que puedo … la que quieras te la traigo … tienes una sonrisa preciosa … que ilumina tu cara … la gente mataría por tener un colmillo superpuesto como tú … aquí es señal de gran belleza … no dejes de sonreir …-.
-La chica Akha me dijo lo mismo del colmillo, en España no se entendería eso ...-.
Seguimos de tragos y palique, se me va pasando el mal rollo, el travesti me ve contento y se le pasa también el disgusto, se sienta conmigo otra chica que no me gusta, pero no puedo echarla, me empieza a sobar … “no me puedo creer todo lo que me está pasando en este viaje con las mujeres … la virgen santa del Pilar” … me escabullo como puedo, pero la tía insiste en seguir sentada, le digo que parece cansada cuando la veo bostezar … “a ver si me pilla” … no hay manera … le he gustado, pero ella a mi no … me piro a fumar.
A eso de las 3, borracho de sensaciones, todavía no hay mujer para fijar mi soledad en su alma, muero de inanición, se me quedo olvidado en el olvido el diccionario de tailandés y ahora solo puedo fustigar mi desesperanza … me levanto para ir a mear …

“Joder … joder … pero que idiota he sido”

¡¡¡Qué gran idiota!!!

Veo a la chica de la pista de baile en su moto, "cómo me molas, Maria" pienso, ella espera a alguien … de repente todo cuadra, las piezas encajan en mi cerebro … la señora mayor de tez pálida aparece de un lateral, me sonríe, me dice adiós con la mano, se sube a la grupa de la moto, se asegura y se piran las 2 …
“Joder, pero que imbécil, era cierto lo de su madre. No había juego sucio. Joder, si lo vi ayer … si lo vi ayer … por eso me sonaba la señora mayor … ayer se fue con ella en la moto, como hoy … pero que idiota, no lo recordé”
Se me ablanda el corazón, mucho, mucho … algo chirria para menear los engranajes de mi revoltoso motor rojito ... ahora sé lo que quiero ... Me vuelvo al bar de chicas, busco al travesti, le extiendo un billete de 1000 baht para cerrar el asunto del baile (en Tailandia si te vas con una chica que baila has de pagar unos 300 baht al bar), me mira extrañada …
-He sido un estúpido, ¿recuerdas la chica de la pista de baile?, la primera …-. Hace gestos afirmativos, no entiende que pasa … -Mañana, a las 7 y media de la tarde, la espero en este bar, llámala por teléfono … confía en mí, lo de su madre era verdad. He sido un idiota. No le quise creer-. Empieza a entender, recoge el billete …
-Llámala, mañana a las 7 y media … ella mañana no baila, por eso te doy el dinero … cuando venga mañana hacemos cuentas, confía en mí-.
Me piré a dormir jurando en hebreo, todas las mujeres de este viaje han sido justas y honradas conmigo … todas … pero mis dudas y falta de confianza, una vez más, me abandonaron en el mar de la desesperación …

PD Ta, no tengo puesta la tarjeta en el móvil, ando con la española pero mañana la cambio y te llamo o me llamas y charlamos. Ya ves, tenía ganas de darme un capricho y ahora ya soy el "falang" más popular en la zona de marcha de Sakon, en realidad soy el único. Hasta algunos/as me llaman por mi nombre y todo ...aunque yo las llamo a todas Maria ... jajaja. Esta de muerte este pueblo y sus gentes pero ya tengo que empezar a hacer el petate, mañana tiraré a Nong Khai a ver qué se cuece. Aún me queda una noche aquí ... ;-)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me produce tristeza tu desesperacion, eres un tio de mente calenturienta.. y corazon sensato y cuerdo por eso tu desconfianza...
insiste en buscar seguro terminas pillando, pero tanta mujer guapa te va volver idiota y gilipollas...
se feliz, disfruta del viaje, y no te comas la cabeza...
que te la coman mas bien, como las gambas...
carpe diem camarada...
pd:tenia una piel tio...

Anónimo dijo...

LA verdad que entre la una,
la otra
y el travesti,
ya no se , si tenia una piel,
unos ojos,
era morena,
rubia
o pelirroja...

Eso si me alegra saber que todo va bien.

P.D. tráete, especias (legales) de Tailandia y yo me encargo de hacer una cenita Thai para que nos cuentes y nos enseñes fotos.

U.G.

Anónimo dijo...

Así que por esas tierras les gustan los colmillos??? Pues que vayan a Transilvania.

A ver si en el resto del viaje hay mas suerte.