LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

martes, 5 de octubre de 2010

Resumen

Supongo que es algo común, al menos en mi persona, a la mayoría de viajes, pero en éste es un poco diferente … me refiero a esa sensación de desarropo, de sentirse fuera de lugar, algo que aterriza contigo y con el jet lag y que seguro ni tan siquiera los viajeros más experimentados pueden obviar. Y esa sensación en una sociedad como la china, por supuesto, se eleva al cubo. Si además le unes la semana de vacaciones para la gran mayoría de chinos, una climatología perra y agitas el cóctel, con brío feroz , pues la sensación al cabo de 10 días de viaje como los que llevo es una amalgama de recuerdos y reacciones que se encauzan en al menos 3 ideas más o menos claras que pueden ser útiles a futuros viajeros, a saber:
1. Gran error viajar en la Golden Week o semana de vacaciones por antonomasia de la mayoría de chinos. Ya no es solo que los lugares de interés estén a rebosar (además con ese “savoir faire” tan característico e inherente de esta cultura de empuja, rasga, estruja y rompe en colas y más colas … y más colas) sino que te encuentras con una dificultad extra al variar la ruta (en mi caso debido a lo inútil de subir a Huangshan por la mala climatología y no desear perder el tiempo en Tunxi) en forma de conseguir billetes de avión/bus/tren y, por si fuera poco, pensiones en “fully booked” y la que no con precios estratosféricos.
2. Olvida la Lonely Planet, la edición en inglés de 2009 es basura, no coincide nada y hay sitios que ni aparecen … y todavía no está ni editada en castellano. Lo bueno de todo esto es que gracias a que no aparezcan (¡¡¡ incluso muchos chinos viajan por su país con ella en la mano !!!) hay todavía sitios (que me los reservo, son el lustre de lo que está siendo mi viaje hasta el momento) que no han caído en las garras de esa política atroz de “limpia, fija y da esplendor” tan típica del gobierno chino a la hora de restaurar sitios de importancia histórica.
3. Pregunta a la gente, busca información en internet, convive con ellos … eso no tiene precio, así se llega a sitios de belleza abrumadora donde la gente demuestra una calidad humana y una hospitalidad difícil de imaginar, momentos regados en licor alcohólico y que ahora parecen recuerdos añejos de otra sociedad, me sonrío porque se encuadran en sueños etéreos que oscilan entre brumas como las que reventaron mi subida a Huangshan una vez de vuelta en la canalla Shanghai desde donde escribo estas líneas. Como decía anteriormente, siempre que se cae algo de ruta entran otros lugares que nunca sabré si fueron para mejor o para peor … supongo que esa es la esencia del viaje.
Y poco más, a grandes rasgos esa es la esencia de estos días, ya solo queda coger la maleta, echar la mochila al hombro, y partir para Pudong desde donde volaré a Zhangjiajie, me esperan 10 días en la rural Hunan que espero me saquen del aletargamiento (meneado a medias entre Zhujiajiao y Tongli), comodidad y masas de Shanghai y me devuelvan a la luminosa ruta similar a la de esos pueblos encalados y poco transitados de arquitectura Huizhou de Anhui que ahora quedan atrás y al entorno natural que las brumas de Huangshan, haciendo honor a su fama de montaña escurridiza, me han negado.

2 comentarios:

Antonio dijo...

aupa majete
mola ese Hunan: aislamiento,recogimiento,paz interior.....:autoconocimiento.
tiene pintar de generar el clima necesario....

see you..., ah no!, hear you my friend.

agur benhur...

Anónimo dijo...

la verdad tio me dejas abrumado con tu palabreria, me adormece y me relaja hasta tal punto que me imagino estar alli donde comentas estar y... joder si es que se me pegan tus chorradas tio...
en fin camarada botas, nosotros bien saioa bien gorda, el peque(que luego sera el mayor) con el gadejo(ganas de joder) y yo currando esperando ver que tenemos noticias tuyas para saber que continuas por esos mundos que tanto te atraen y te llenan..
un saludo, y compra ropa de bebe mariconazo...
pd:tenia una piel tio...(ya me lo copian y todo, jejeje)