LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

viernes, 29 de octubre de 2010

Molido

Llegué doblado, hundido, víctima de una ruta, lo repito una vez más, tremendamente compleja. Ir “off the beaten track” por China da muchísimas alegrías, muchísimas … pero el coste de estar día tras día, durante más de un mes, siguiendo una estela definida por miles de chinos anónimos en vez de mochileros rutilantes de priva fácil y conversación extensa empezaba a ser alarmante para mi cansado cuerpo. Salí de Jianshui ansioso por llegar a los arrozales de Yuanyang … podría haberlo imaginado … otra vez la puta niebla. Es mi sino este viaje. Una cortina que impedía ver a medio metro, una tela de raso que impregnaba todos los recovecos imaginables, hasta los gallumbos húmedos, una gasa como de mantequilla que cubre el cuerpo hasta las uñas, un frío del copón y, como guinda, la sensación de dormir en una cama que podría ser una bañera gélida encubierta. Una vez allí ya no había solución … por una vez hay que agradecer a la cutre-guía del demonio algo: gracias a la estrellita que le han puesto a Yuanyang pude rajar unas horas con un suizo y un inglés que paseaban con ella bajo el brazo mientras maldecíamos la fortuna que nos cegó el privilegio de uno de los sitios de renombre inmemorial en la gran cantidad de aficionados a la fotografía de este país (que nadie piense que este detalle favorable, aunque esto sea subjetivo y cosa de la desesperación del momento, suple la cantidad de incorrecciones y faltas de la guía, desde la renovación del visado en Kaili en apenas unos minutos, pasando por la posibilidad que la guía niega de reservar billetes de tren sleeper también Kaili … creo que podría escribirse otra guía solo de enumerar los errores del dichoso libro, y todavía ni ha salido en castellano). A la mañana siguiente el asunto del clima se había puesto, si cabe, aún peor … a morir, le envié un mensaje a la chica de Guizhou “me piro a Jinghong, necesito el sol que solo me acompañó a tu lado”. “Buena suerte” fue su respuesta. El inglés me pidió que le acompañara vía Luchun y Simao … ni pa Dios, le comente que prefería hacer back-track a Jianshui y tirar desde allí directo, por un lado o por otro las 14-15 horas había que comérselas igual, el precio era similar pero desde Jianshui era mejor carretera y el bus era litera … yo lo tenía claro. Así pues casi 20 horas después me encuentro deshecho, hundido en el corralillo de mochileros de Jinghong, con un desayuno continental con bacon, huevos y tal … añoro la sopa de noodles con chile pero, coño, este café me está dando la vida, entre la bañera de Yuanyang y el bus apenas habré dormido 10 horas en 2 días, pero no quiero dormir ahora y un café de verdad me pone las pilas. He confirmado mi huida a Chiang Khong ya en Tailandia vía bus para dentro de unos días, solo 10 horitas, hasta me parece poco … confirmado con la info de thorntree, por supuesto, los de la guía ni se han enterado todavía que existe esta posibilidad … otro clavo para su caja. Hace calor pero, para variar, incluso aquí solo puedo imaginar el sol entre una inquebrantable película de nubes grises … con calma y café creo que ya solo soy como el perro viejo, orgulloso y zalamero, que se gusta de relamerse sus viejas heridas de guerra … me piro a ver el jardín botánico, hoy creo que empalmaré siesta y noche …

No hay comentarios: