LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Miao

No la conocía de nada como es natural para un turista perdido por la estación de buses en Kaili que se topa con una china con una inmensa mochila sobre sus espaldas.
-¿Vas a Xijiang?-. Le pregunto cortés.
-Claro, voy a ver a la gente Miao-. Me mira con recelosa actitud y se monta en el asiento contiguo una vez localizado el bus.
Seguimos charlando en el corto trayecto de bus a Xijiang. Lo cierto es que no sé muy bien por qué pero el caso es que debí de caerle simpático. Una vez en Xijiang se las apaña para conseguirme el pase de estudiante de 20 yuanes y me pregunta por mi hostal. Le digo que no tengo ninguno en mente, que ya echaré un vistazo. Sonríe, miramos por aquí, por allá … 80, 100 yuanes, ponemos cara de póker, nos sentamos perdidos por el pueblo. Al rato se levanta y me dice:
-No te preocupes, tú espera aquí, conseguiré una casa para los 2 por 20 yuanes la noche-.
El tiempo pasa despacio mientras como patatas fritas caseras en uno de los maravillosos puentes cubiertos Miao de la localidad, al rato:
-Sigueme, creo que te va a gustar-. Me dice con una amplia sonrisa.
Y tanto, colega, un sitio maravilloso, el hogar de una entrañable pareja de ancianos de etnia Miao que no solo nos dan alojamiento sino que nos invitan a cenar y disfrutar de licor de arroz a raudales. Y la noche pasa acelerada entre risas y anécdotas, difícil de definir la compañía de esta chica, los ancianos, las canciones Miao, … saco la videocámara para inmortalizar el momento y la coloco sobre un improvisado trípode en forma de silla.
-¿Conocías esta casa?-. Le pregunto. Ella alza las cejas.
-Lo leí en internet, alguien escribió sobre el sitio, pero es una suerte, todavía no lo conoce casi nadie-. Me responde.
Miro la escena, los ancianos hablando y riendo en lengua Miao mientras el mayor se afana en rellenar mi vaso de Maotai y brindar con cánticos Miao incluidos. Y una vez más me invade la melancolía, me levanto recojo la cámara, borro lo grabado y me siento a lado de esta chica mientras, medio borracho, la miro fijamente …
-Sabes, nadie debería robar a esta gente su forma de ser. Nosotros venimos, sacamos fotos, video, lo colocamos en internet, en blogs, en foros, les damos un segundo de gloria que será carnaza de futuros turistas sin ni siquiera preguntar si ellos lo desean. Nos tratan como invitados de lujo, casi como a sus hijos, y les devolvemos un torrente de gentes que enturbiarán su actual modo de vida …-. Guardo la cámara en la mochila con una profunda tristeza.-Sólo en tu memoria y en la mía, cariño, sólo en la memoria, así les devolvemos un regalo tan infinito como su hospitalidad en forma de conciencia tranquila y corazón puro … si es una cuestión de azar que estemos aquí y ahora, sencillamente sólo podemos vivirlo con intensidad y sentir felicidad porque mañana otros anónimos ocuparán nuestro lugar en la mesa. Es inevitable, algunos sacarán la cámara, le darán fama, con el tiempo se corromperá el lugar, la gente … nunca más existirá un lugar que dé tanto a cambio de casi nada en Xijiang. Pero mi conciencia estará tranquila, vine, vi y me fui. Sin hacer ruido … con la memoría repleta de emoción. Nadie podrá robarnos este momento …-. Enciendo otro pitillo, miro la noche estrellada, y me levanto con la dificultad que da la poca verticalidad del alcohol.
Al regreso del baño la chica se está secando discretamente una lágrima mientras trata de explicar a los ancianos, con mucho cariño y pausa en el hablar, lo que le acababa de comentar. El abuelo vuelve a rellenar mi vaso, fija sus profundos y quebradizos ojos en los míos y volvemos a brindar a la salud de la gente Miao. No habrá video, ni fotos, ni tan siquiera una referencia a la ubicación de la mencionada casa en la localidad. Anoche volví a dormir, borracho y feliz, como un niño.

4 comentarios:

Ta Jose(abuelo Jose) dijo...

Uy uy uy!!
Tu,encuanto tomas cuatro jarritas te pones en plan transcendental.Take it easy boy!...sales a cogorza por noche.

Procura disfrutar pero cuerdo...

Anónimo dijo...

estamos leyendo tus cada vez mas melancolicas palabras camarada botas, y nos dejas boquiabiertos como eres capaz de adentrarte en sus vidas y no dejar huella de que pasaste por ahi, solo el recuerdo de esa noche de borrachera y acogimiento que seguramente a ti te marcara mas que ellos...
te espero en mi casa a tu regreso se me ha jodido el puto ordenador, el villa dice que esperemos a tu vuelta, haremos una cena en tu honor, y recuerda amigo que aqui te echamos de menos..
cuidate, y por cierto esperamos noticias de la chinita esa eh..
pd:tenia una piel tio...

Anónimo dijo...

david
acuerdate que tienes que volver, que te estan esperando en el curro sin ti estan perdidos y deja ya de cogerte tantos puntos con la priva.cuentanos algo mas sobre miao que es lo que mas interesa al personal.
saludos
jesus

pilon dijo...

Precioso relato y experiencia David.
Bueno..., a los amigos nos darás la dirección, jajaja, seguro que a la anciana pareja les caemos bien.
Por favor que no te recuerden el trabajo, que mala l..., p. envidia.
Un abrazo.