LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Al mal tiempo ... buena cara

Por más que me joda el asunto ya no tiene solución. Desde recepción del hostal me han confirmado que el mal tiempo en Huangshan continuará mínimo hasta el 4 de Octubre, justo mi fecha de salir de aquí. Y así, con un cabreo monumental (tócate los cojones, reservo 6 noches para asegurar el tema aunque los de la Lonely dicen que ahora es la mejor época del año para ver la montaña y ni por esas), he decidido pirarme pasado mañana de vuelta a Shanghai. En el tour de hoy la otra única pareja de extranjeros, una pareja lituana, me comentaban que fueron ayer a Huangshan y que perdieron el tiempo, no se veía nada y chuparon mucho frio ... volvieron con un rebote mayúsculo. Así que todo ha sido un "in crescendo", la mala espina de ayer, la conversación con los lituanos por la mañana y, por fín, la confirmación de recepción. Total, que me piro, ya habrá tiempo de volver (igual tengo que reservar un mes de ruta para Huangshan visto lo visto, jejeje), mañana meto Wuyuan (siempre que se cae una cosa entra otra y Wuyuan lo tenía en un primer esbozo de ruta pero se cayó por asegurar Huangshan ... mira por donde) y hoy, al menos, Hongcun y Xidi han sido una increible sorpresa, unos sitios muy muy bonitos, especialmente el primero. En Shanghai procuraré acercarme a Tongli y/o Zhouzhuan y/o Xitang, pueblos de canales típicos, para salir de la vorágine de sumar Expo y Golden Week china. En fín, que espero que a partir del día 5 todo vaya como tenía pensado y, esta vez sí, pueda visitar el parque nacional de Wulingyuan sin sobresaltos meteorológicos (aunque parece que allí no influye tanto la densidad de nubes), Dehang, Fenghuang y demás. Lo dicho, al mal tiempo buena cara, una vez más ... ya hay excusa para volver. Lo cierto es que no sé ni porqué me cabreo ... ya debería estar acostumbrado. Me piro a echar una cerveza y brindar por el regreso a Huangshan.

martes, 28 de septiembre de 2010

A vueltas con Blogspot

En fín, que parece que esta gente china no se toma muy en serio lo de las restricciones a varias páginas y usando un proxy anónimo se puede llegar a Blogspot. He llegado a la mañana a Tunxi, puerta de Huangshan y para mi pesar hace un día de perros y parece que mañana y pasado también, así que dejo lo de la montaña para otro día (estaré aquí 6 noches) y mañana tiraré a Hongcun y Xidi y pasado a Wuyuan (a este le tengo ganas). El pueblillo este esta bonito, en realidad interesante solo tiene una calle pero la arquitectura de la misma es bastante impresionante. ¿Y Shanghai? pues a Shanghai llegué echando humo y sin maleta, de las 4 pistas de la T-4 de Barajas solo había una en servicio el sábado (¿dónde dices que empieza el tercer mundo?) y salimos con 2 horas de retraso, justo mi tiempo de escala en Dubai, una vez allí corriendo por toda la terminal y cuando llego la puerta cerrada ... la madre que lo parió ... una de las de Emirates que recogía los bártulos se apiadó de mi y me dejo embarcar aunque la maleta no llegaba hasta el siguiente vuelo (7 horas después), con lo que me despreocupe, una vez en Shanghai dejé los datos del hostal en equipajes perdidos y al día siguiente a la mañana la tenía en recepción, un poco rota eso sí, menos mal que estoy en el mejor país para "renovarla" jejeje. Y la ciudad en sí, pseeee, a mí es que me sale sarpullido en las ciudades de 7 dígitos, como que se me hacen inabarcables, llenas de seres grises ... el Bund tiene un pase y la perla de oriente y zona de Pudong en general pues bien, llamativa. El jardín Yu es una trampa para turistas (a años luz de los de Shuzhou) y poco más, me acerqué a la estación e buses a sacar el billete para hoy sin problema y hoy me han invitado a unos tragos de un licor de ejemmmm, 48 graditos, rico, rico una familia de chinos que almorzaba a mi lado que junto a 2 cervecitas Huangshan me han animado la sobremesa. Ya sabeis, esta invitación y la hosptalidad es una de esas cosas que no se perciben en Shanghai u otra mega-ciudad. Otro día os pongo unas foticos.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Videos en Megavideo y Blogspot

Apenas a unos días de salir hacia Shanghai he subido los videos de Vietnam y el segundo y más reciente de Myanmar a Megavideo. Parece que Blogspot está vetado en el territorio chino y tampoco tengo muy claro cuándo y cómo podré ir actualizando el blog ... habrá que ir viendo, con calma ... cha cha noi.


Video de Vietnam


http://www.megavideo.com/?v=020MXPY0

Video de Myanmar 2.0


http://www.megavideo.com/?v=LR8JOFIP

Recordad que TODOS los enlaces de los 22 videos para el Emule (mejor calidad que en Megavideo aunque tarde tiempo en descargar) están en la parte inferior del blog. Por cierto, durante estos 3 meses los archivos no podré compartirlos al estar fuera, confío en que habrá varias fuentes y podreis descargarlos sin problema. Una vez de regreso, en Enero, volverán a estar todos completos.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Ayer y hoy

De regreso, luz tenue y, fuera, una versión de un tema suave, clásico de Endorphine sonaba con un ritmo que parecía aletargar a los geckos, somnolientos pero siempre vigilantes al calor físico y lumínico de la luz más cercana, al loro del mosquito descuidado ... noche cálida, pegajosa e incómoda que una vez más ejerce de imán noctámbulo para animales, viajeros de sangre caliente. "Kuen Karm Pee" hacía su trabajo dentro del local para la comunidad ajetreada que se daba un respiro de Chang a horas complicadas, hora de calma y risas aderezadas por alcohol y compañía agradable a partes iguales, y para el viajero que aparcó la mochila en esa pensión de nombre impronunciable y vagabundeó para dar con un cuenco de tom yam po kaek que rondaba la cabeza desde el mediodia y no dejaba de ser una obligación sensorial para un amante de la albahaca macerado por varios días entre arroz y mangostanes de exagerada acidez. Uno nunca sabe que marca de cerveza esconde la barra, puede ojear la mesa cercana, tantear lamerón al abrigo del juego de luces típico de horas golfas, pero juega con ventaja, tras 10 horas de bus,tuk-tuk, "taxi sir","passport for the check-in", ... que más da, será la que toque, y así, con calma ... calma, se recupera parte del espíritu cercenado por la ruta, uno se sabe en casa, en esa ciudad de templos milenarios, gentes hospitalarias y sensaciones ambivalentes que pasan de lo bueno a lo mejor. La Chang, una, dos, varias en cuerpo agotado y magullado siempre refleja la necesidad de desnudar el alma, es algo que vosotros sabeis, una verdad innata que triunfa en casa y fuera, de saberse uno integro por momentos, de marcar distancias sobre tantas verdades a medias trabajadas por viajeros o presuntos en multitud de conversaciones sobre el eje de este mi hogar por tanto tiempo, de saberse observador entristecido con ánimo bufón sobre una realidad tan insondable como mini-sociedades fácilmente juzgadas por viajeros de 2 días en destino, de pensar, trago a trago, que la banda, esta noche, a cada tema que desgrana toca mejor, de rostros y anécdotas ahora cercanos que se suceden retumbando y acelerando el ritmo cardiaco ...

-Has vuelto-.

El que me tocaba el vaso para atraer su atención era conocido. Los vapores, efluvios alcólicos agitaron mi mente todavía un poco más. Sonreí, volví a chocar su vaso. Le miré a los ojos y alzando mi voz sobre el ritmo musical ...

-Me alegro de verte ... de nuevo. Pasé por tu tierra, pasé por Isan ... tenía algo pendiente-. Le dije.

Me miraba sonriendo, orgulloso, como aquel tahúr que se sabe ganador de su apuesta antes de tirar los dados.

-Lo recuerdo, sabía que harías ruta por allí. No es fácil topar con un "farang" que habla desde el corazón, desde el deseo, de mi tierra natal. ¿Un "farang" en Isan?-. El orgullo rezumaba por sus poros. -Sabía que irías y sabía que volverías. Tailandia no es tan grande-. Me miró, volvió a brindar y disparó con aire socarrón.-¿Todo por una mujer?-.

Observaba la botella, tiraba de la etiqueta y la cola humedecida impregnaba mis dedos. Miré las luces reflejadas en el cauce, suave arrullo del rio, diamantes que arrastraba el Irrawaddy que decía Orwell, recordé Myanmar, Luang Prabang, Halong, muchas caras, tanta gente, tantos recuerdos ... gente que se quedó atrás y que convergían en recuerdos y se materializaban en Julius, conductor de tuk-tuk y compañero de fátigas y cervezas en, como hoy, largas noches por Chiang Mai.

-Claro que Tailandia no es tan grande ...-. Suspiraba y Julius rompió en una muda mueca de sonrisa mientras volvía a brindar con mi botella y, silencioso, respetaba mi silencio ... mae nern-naan mai koie bplian hua jai ... siguen los acordes de un tema nuevo, la banda, sin duda, cada vez lo hace mejor.