LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

viernes, 6 de agosto de 2010

Ruta que ensancha

Por cómo se enmaraña la trama, porque es llover sobre mojado ... una vez más, por vías de añejas historias soñadas paralelas, por la dureza de un itinerario más o menos ajeno al paraiso de todo aquello deseado, imaginado a golpe de Word, trazado en memoria aún con corta vista e irracional consciencia, por el estallido sensual del amanecer aquí verdes arrozales, allá rostros que pueblan pesadillas sin esconder lo que no poseen y lo mucho que, por ello, valen o más allá sol atroz que ajusticia circuitos soñados ahora febriles, imposibles, vanos, ahogados en plenitud, presos del fuego permanente de negro a negro y yo, escondido del día, maldiciendo cual si ese destino errado fuera mi deber, me veo, al fondo, húmedo de cervezas que consuelan y acompañan mi temida terrible desazón ... por todas esas sensaciones la mente trata de armar un acuerdo contra natura y uno se enfrenta a un amasijo de rutas por Laos, Myanmar o Tailandia a fondo y no deja de pensar que ... ¿cómo decirlo? ... qué sería de mi deber, cómo no errar, cómo encajar posibles 20-25 días extras a la ruta de finales de año, cómo saciar a un espíritu que ya juega en casa. Porque hoy me encuentro con ese dilema y ... ¿acaso no sé qué camino escoger?. Todo será soltar amarras, "laid-back", ir "with the flow" ... ¡qué me lleve el destino, qué me aferre al corazón y juntos venzamos a la febríl suma de sellos en el pasaporte, qué no deje de mirar hacia dentro viajando por fuera, desde la cresta de la espuma de la ola al insondable carbón, parte del útero que esconde, recelosa, la tierra en sus aguerridas y profundas entrañas! y, entonces, quién sabe si ese Laos censurado y ajado sobre mi memoria en historias que acrecientan mi desánimo de estos días sin absolución posible para necios pijos, quién sabe si la añorada Myanmar, ignominia de un mundo sanguinario, asesino, que no repara en paises forjados, moribundos, desahuciados ... o quién sabe si la renovada tierra dorada que me parió en gran medida como presunto humilde aspirante a viajero descubrirá para mí sus ocultos tesoros, radicados a la vera de bellas cascadas en Umphang o Lan Sang y ajenas a etiquetas que solo caben en tantos y tantos milimétricos cerebros humanos. Sea como fuere, y por mor de esas para mi tan indescifrables como incomprensibles tarifas aéreas hoy me encuentro con la posibilidad de alargar mi escapada de fin de año del 28 de Noviembre a mediados o finales de Diciembre (mes vacacional para mí) por apenas 75 euros, juntar permiso sin sueldo laboral con vacaciones, un caramelo difícil de rechazar, otro paso, otro escorzo sufrido para mi bolsillo que ya ni sé cómo va a salir de esta. Y, en fín, que hay está hoy la posibilidad que me da la ruta y que pese a llevar mi idea de futuro a ras de 3 sueños, cerrados a cal y canto en mi memoria pues no será hasta mediados de Octubre cuando mi espíritu y cartera me muestren su fondo y con ello la ilusión de aquella ruta extra que allí comienza. Ahora, Laos, Myanmar o el este tailandés son un entetenido pasatiempo para estos ociosos y calurosos días de verano.

No hay comentarios: