LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

miércoles, 29 de julio de 2009

En Kuala Lumpur

Desde luego creo que nadie podría negar lo sincrético de la capital malaya. Una ciudad donde se mezclan y toleran mutuamente credos y orígenes tan diversos como chinos, malays, indios, ... es siempre, o debería ser, una parada obligada en el camino del viajero. Una ciudad por descubrir 24 horas al día. El corazón de Chinatown quizás no es tan turístico como Little India pero aún así la presencia de guiris de mochila o Samsonite es muy notable. Si llegas hasta aquí, callejeas, hueles y ves el entorno descubrirás que yendo en dirección contraria a las hordas (es decir, alejándote del mercado) hay un Chinatown más cercano y vital.
Ahora mismo, enfrente del templo de Sri Mariamman (el enclave hinduista más importante de la ciudad ... y en medio de Chinatown ... una muestra clara de la fusión y tolerancia de la capital malaya), tomo una cerveza en un garito donde la mugre y el giro de las aspas de los ventiladores pugnan por vencer al otro. No hay carta en inglés, pero la apariencia de los platos denota su origen de Guandong. Como no. Es como lo de los gallegos. La diáspora china está principalmente integrada por gente oriunda de Guandong o Fujian. Si vais a China , por mi experiencia, procurad olvidar los rollitos de primavera, la cocina de Guandong no es de las más apreciadas en el Reino Medio.
En el fondo se está a gusto en el lugar. La discrección típica china ayuda a ello, la cerveza está helada y, además, la presencia intimidadora, arrogante incluso, del gopuram de Sri Mariamman por momentos me transporta a los templos dravídicos de la tierra tamil. ¿Qué más se puede pedir?.
He echado la mañana en el templo chino Thien Hau, no es famoso ni tiene historia pero su ubicación y su ambiente lo trasladan al puesto más alto de sitios agradables de la ciudad. O casi. Compartido, mejor dicho. Es lo grande de esta ciudad, su "Wat Phra Kaew" pasa por 3 puntos: la musulmana Masjid Jamek, el hinduista Sri Mariamman y el budista Thien Hau. Los tres con sus fieles, bien malays musulmanes, bien hinduistas, bien chinos, ... en un caos ordenado donde todos pugnan por sobrevivir. Es como si Asia se resumiera aquí. Tan heterogéneo como fácil de cogerle el sentido. Compra durián (la ciudad rezuma durián), siéntate, saborealo y disfruta. Todo es posible en la ciudad donde todos tienen cabida. Olor a curry, olor a incienso, un sunita con tocado blanco, un tamil oscuro como el carbón, muchos noodles, patos asados, té verde, frio, caliente, ... un minuto en Kuala Lumpur es una vida en Asia. Quizás a los que viajan poniendo cruces en su ruta les sobre esta ciudad. Para mi es única, especial, palpita a un ritmo distinto en un entorno exótico. KL (queiel, como la conocen sus habitantes) te transporta en volandas, despiadada, cruel ... mi consejo, déjate arrastrar y disfruta, estás en Kuala Lumpur, crisol de razas y culturas único en el mundo.

No hay comentarios: