LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

sábado, 20 de diciembre de 2008

Reflexiones y apuntes ... verano

"Comenzamos el viaje con un escala interminable en el aeropuerto de Amman. Más vale que Petra, cuando hagamos el stopover a la vuelta, justifique el viaje con Royal Jordanian porque es, sin duda, de peor calidad que Thai o Qatar ...
El hostal Lamphu es correcto, bueno si pensamos que pagamos 15 euros por una triple, pero la zona es un hervidero de turistas, muy artificial, alejado de la esencia de Bangkok. Chiang Mai se ha hecho a los turistas, asimilándolos y ofertando sus virtudes mientras que Banglamphu está montado por y para turistas, mochileros, perdón, y así mientras en la ciudad del norte agradeces charlar con otros viajeros en Khao San acaban agobiando (a los 10 minutos de estar allí, quiero decir).
Hablaba con 2 chicas austriacas en el tránsito de Amman y al final (riéndome lo escribo) entiendes que casi todos tiramos de los mismos recursos (hojas fotocopiadas y agenda, como esta en la que escribo) y fuentes (internet, principalmente). En definitiva, eran carne de Khao San ... a ver si han encajado mejor el sitio. No es menos cierto que con 24 horas de viaje los sentidos engañan. Mañana será otro día."

"El avión aterriza en Luang Prabang y nos desperezamos en los pocos centímetros cuadrados de que disponemos. Al bajar topamos con un viejo avión ruso militar de carga ... podía haber sido peor.
Entrego los formularios del visado en la única ventanilla y a los segundos el funcionario levanta una hoja en blanco apuntándola con el índice de su izquierda. Le digo que ya se lo he dado. Niega con la cabeza. Estiro el brazo y contrariado vuelvo a rellenar el impreso que creo me ha perdido.
Tomamos una Beerlao en una azotea. La tarde agoniza y cada vez se hace más palpable la precariedad del alumbrado público en la ciudad. En un momento se va la luz y los ohs de sorpresa me suenan a algo familiar porque se me encoje el alma de emoción recordando Birmania. Palpamos la mesa hasta la cerveza mientras bromeamos sobre la idoneidad del momento para irnos sin pagar. Enciendo un pitillo. Al rato vuelve la normalidad y me llego hasta un tuk=tuk cuyo conductor duerme plácidamente, pongo mi mano sobre su brazo y lentamente vuelve a manecer para él.
- How much to Thongbay?
Él 40000 yo 20000 .. Ok. Y se dibuja en su rostro una sonrisa que derrota mi alma, vuelvo a recordar Birmania y sus gentes. Una sonrisa amplia, generosa y humilde. Algo que ya no se ve. Un detalle que por si solo te cambia la percepción de un país y su gente. Jamás verás eso en occidente. Dormimos. Ahora son las 8 de la mañana y escribo en la terraza del bungalow, tumbado, mirando de reojo la lluvia que nos trae el monzón y que inunda el curso del rio Kok. La vida transcurre de un modo pausado en Laos ... como en Birmania."

No hay comentarios: