LIBROS, DOCUMENTALES, FACEBOOK...

"Río Madre", primer libro que resume en leyendas e historia un viaje por la antigua Indochina, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHS0pJWmlHZ0lvZDA

"Trémula Pagoda, Corazón Esmeralda", segundo libro con apuntes y vivencias de varios viajes por Tailandia, disponible en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHc3NxZVk5UUM2S3M

"El viaje es lo de menos", selección de treinta y cuatro textos, redactados en viajes por Asia y América, que conforman el tercer libro:

http://drive.google.com/file/d/0Bx3BulzM-UhHeHlaNXlDN09vaEk/view?usp=sharing

Todos los documentales subidos a Youtube:

http://www.youtube.com/user/Botitas2006

Facebook y últimas noticias:

BLOG LIBRE DE PUBLICIDAD Y PATROCINIOS Aquí no encontrarás espacios publicitarios, y tampoco se va a pretender "colocarte" un seguro de viajes, una agencia o un buscador de hoteles o vuelos. Por supuesto que no se te va a vender nada por puro interés comercial, ni encontrarás referencias a agencias -oficiales o no- de turismo. Aquí no se te va a recomendar dónde dormir o comer, ni siquiera cómo moverte porque gestionar todo eso en destino, compañero/a, es la pura esencia de viajar y ya lo sabes hacer tú solo/a. Yo no te voy a intentar adoctrinar, señalar el camino, robar lo vital: el placer de viajar y descubrir por ti mismo/a. Éste, después de años de recorrido, pretende seguir siendo solo un blog escrito de viajero a viajero/a; un blog de las emociones que, para lo bueno y lo malo, regalan la ruta y la convivencia en otras culturas, con otros seres; un blog donde todas y cada una de las experiencias que se cuentan se han financiado de mi bolsillo, han dibujado la más amplia sonrisa en mi rostro, han rodado por mis mejillas transformadas en lágrimas y siempre, siempre, han marcado el latido en mi corazón; un blog, en resumen, de viajero siempre en construcción que pretende ser tan honesto como respetuoso contigo. Sin engaños, sin publicidad.

domingo, 20 de mayo de 2018

A propósito de América

Hora de enfocar otras ilusiones tras un final de viaje por Patagonia y Perú en el que el jet-lag sigue haciendo de las suyas. Se avecinan curvas, cercanos sueños mayúsculos con forma de nuevo libro y proyecto de cooperación, en un curro que este año me llevará a dejar de lado Asia para centrarme en México y región andina, esta vez no como turista sino como viajero que experimenta sus caminos históricos (Camino Real de Tierra Adentro donde los aztecas, Qhapac Ñan donde los incas). Un proyecto ciclópeo, a desarrollar en dos viajes independientes durante el próximo otoño, que fusionará historia, vivencias e historias transversales y que culminará, obvio, en tierras ecuatorianas por motivos ya de sobra conocidos. Unas rutas tan exigentes como desafiantes para crecer como viajero, qué duda cabe, especialmente la andina tras comprobar hace nada que aquello es un solar en lo que a información histórica se refiere (el imperio inca no dejó un legado escrito y ahora son todo hipótesis o teorías). No obstante, Asia no tardará en llamar a la puerta en 2019 porque los ingresos de "El viaje es lo de menos" y de éste nuevo libro terminarán en organizaciones asiáticas tras compromiso personal suficientemente comentado. De mientras toca volver a Maitane, la mujer de mi vida (tremenda paciencia la suya), a trabajar, a recuperar el cuerpo y a ir enhebrando rutas de futuro mientras imágenes del ayer quedan en vídeos como postales mataselladas. Ahí vamos...

miércoles, 9 de mayo de 2018

Alrededores de Cuzco

Cultura Wari, una iglesia colonial de nota y mucha, pero muchísima huella inca en los alrededores del Cuzco. Esto nos ha dado de sí el día.

martes, 8 de mayo de 2018

Fortaleza de Ollanta

Ya en el Cuzco, penúltima estación. Hoy día entretenido entre la fortaleza de Ollanta y un Cuzco que sigue luciendo precioso con sus callejuelas empinadas, templos y casonas señoriales con balcones tallados en madera. Mañana toca repasar los últimos restos incas en las cercanías de la vieja capital del Tawantinsuyo. 

lunes, 7 de mayo de 2018

"Volverás a Machu Picchu...

... Yo ya no, pero tú volverás a éste y a otros muchos lugares". Así me decía mi madre cuando visitamos este lugar mágico un enero de dos mil trece. Y era inevitable no recordarla a cada paso, con una lágrima al borde, porque ha sido realmente difícil regresar, porque ella tuvo claro que no podría volver y por eso lo disfrutó tanto, porque demasiadas veces no hay consuelo para su ausencia y lugares como Machu Picchu, como India, como Tailandia, me recuerdan aquel tiempo en que conocer el mundo era tan sencillo como dar un paso. Ahora Cuzco, luego regreso a casa. Llevo mucha fatiga y daño emocional encima, día a día un nuevo clavo. Ya escribí sobre el gato y la paloma moribunda, el ajedrez... y el Ave Fénix.